Por Adolfo Roberto Pérez Valdés

Hundidas en el sótano del Grupo 1 del torneo Apertura 2017, sin haber logrado un solo punto en las siete jornadas disputadas, el club Tiburonas Rojas de Veracruz enfrenta el reto de recomponerse o REINVENTARSE en la llamada segunda vuelta del certamen.

Al torneo le quedan siete jornadas más, en las que volverán a medirse con los siete equipos integrantes de su grupo. Este equipo ha pagado un alto costo con las derrotas y arrastra un profundo y significativo dolor a causa de su novatez.

En la conferencia de prensa celebrada en el auditorio del estadio “Pirata” Fuente, el sábado luego de concluir el juego contra América, el actual líder del grupo uno, quedó claro cual es el estado y la circunstancia del conjunto de las Tiburonas rojiazules. La sinceridad y honestidad de las respuestas de Melissa Núñez Ordaz, su directora técnica, dejan en la insignificancia lo declarado por Leonardo Cuellar, quien dirige al conjunto de Coapa.

El mismo legendario Cuellar ni siquiera mencionó el resultado, diplomáticamente acertó decir que le satisfacía haber conseguido los tres puntos.

Pero retomando lo declarado por Melissa, es de valorarse en mucho su trabajo como directora técnica de un conjunto que surgió de la nada.

No es pretensión de este texto, ser una defensa o respaldo a una persona que específicamente sería el desempeño de Melissa Núñez Ordaz como directora técnica. Pero si resulta injusto denostar su trabajo y requerir su cese desde otros textos o artículos, divulgados en medios de mayor difusión que este blog.

He presenciado los juegos de las tiburonas, y tienen un buen desenvolvimiento. Sin embargo, este es un equipo creado de la nada. Las chicas no tuvieron experiencias previas, fueron reclutadas en un lapso brevísimo de tiempo. Tienen una condición física extraordinaria pero no dominan evoluciones futbolísticas que les reditúen triunfos aún.

El torneo para ellas ha sido un verdadero calvario. No ha podido ser otra cosa ante equipos que ya tenían experiencias preliminares. Aun así, a esos equipos se les ha visto con actuaciones desiguales e irregulares.

Las tiburonas tienen un espíritu de entrega fabuloso, no se rinden atacan contínuamente a pesar de tener un marcador en su contra, eso no lo he visto en los otros conjuntos. De manera fugaz muestran destellos ofensivos que se pierden por el infructuoso manejo del balón.

Atacan, pero sueltan el balón precipitadamente en vez de conservarlo y jugarlo con pases seguros. Melissa Núñez Ordaz su directora técnica ha asumido un reto desigual en este torneo y a pesar de ello, las TIBURONAS ROJAS tienen presencia y actúan de manera SUBLIME ante sus carencias futbolísticas.

Vendrán mejores resultados y satisfacciones que todos esperan.

Y concluirá este texto con la anécdota del filósofo del futbol, César Luis Menotti:

El  futbol siempre es igual, las reglas son idénticas en todos lados, las medidas de las canchas también, el balón lo mismo. Pero cada juego es distinto.

El lunes once concluye con dos juegos nocturnos la jornada siete. El sábado próximo Veracruz recibe a Morelia en las instalaciones del Centro de Alto Rendimiento rumbo a Tejería. Mayores datos del torneo en el portal de la Liga MX Femenil.

@adolfoperez58

Anuncios