La Quiebra de PEMEX…Primera Parte

La Quiebra de PEMEX …Primera Parte

Por Adolfo Roberto Pérez Valdés

En el sexenio del presidente Miguel De la Madrid Hurtado, el presagio de la quiebra de Petróleos Mexicanos se hizo pública ante él mismo. Dicho vaticinio, revelación o profecía no le resultó agradable al gobierno, aún mas insultante fue su percepción pues la sentencia la emitía la cúpula sindical del STPRM.

La soberbia del gobierno federal desoyó la cruda y auténtica percepción de la representación sindical.

“Si se hunde Pemex, se hunde usted, nos hundimos todos, se hunde el país.”

Espetó José Sosa Martínez, secretario general del Comité Ejecutivo General del Sindicato de Trabajadores Petroleros de la República Mexicana, el ocho de enero de 1986 durante un acto de salutación por el año nuevo, la sentencia o dictamen la hizo ante el mismo presidente Miguel De la Madrid Hurtado, Mario Ramón Beteta, director de Petróleos Mexicanos y Arsenio Farrell Cubillas, secretario del Trabajo y Previsión Social.

Lo expresado por Sosa hoy es una realidad, la profecía o revelación se ha cumplido. Cumplía así el dirigente formal del STPRM con el propósito político de Joaquín Hernández Galicia, el dirigente real del sindicato. Dicho criterio era mostrar el desacuerdo del cacicazgo gremial con los criterios empresariales instrumentados en PEMEX.

Y el Apocalipsis de la nación, verbalizado por la cúpula sindicalizada en 1986, ya tiene vigencia y es un proceso sostenido. Dinámica ante la cual el actual gobierno federal muestra su rostro deshumanizado: NO LE IMPORTA REVERTIRLA.

Enrique Peña Nieto encarna hoy el albacea testamentario del presagio sindical de 1986.

La herencia es la quiebra plena de la empresa, que los personajes de ese enero de 1986 confrontaron. Todos ellos, sin embargo vivieron fastuosamente de los réditos que proporcionaba aún PEMEX. Todos ellos están muertos y sus sepulcros o nichos están en el olvido. No merecieron más.

ANTECEDENTES HISTÓRICOS

La historia oficial, tan colmada de mitos y falsedades, recrea como hazaña nacionalista la expropiación el 18 de marzo de 1938 de las instalaciones industriales de las compañías privadas petroleras, la cual culminó con la constitución de Petróleos Mexicanos en el mes de junio de ese mismo año.

El mito enaltece la figura del General Lázaro Cárdenas del Río, a este presidente que acuñó el decreto expropiatorio le fue creado un verdadero y opresivo Culto Personal.

Cárdenas es llamado Visionario dentro de este mistificador Culto Personal. Y el sindicato petrolero, que en realidad fue el prohijador involuntario de la expropiación y del surgimiento de PEMEX, también terminó creyendo en tal mito y subyugándose ante su falsedad.

La demanda original del STPRM era la firma de un solo contrato para toda la industria privada petrolera, las empresas particulares que en su mayoría eran extranjeras se negaron, y mantuvieron su postura por la vigencia de los diversos pactos o contratos firmados con los gremios que se fusionaron en el STPRM. La fusión había sido realizada en 1936.

Es conocido el rechazo de los patrones extranjeros al laudo de los tribunales laborales y a la resolución de la Suprema Corte. Sobrevino la expropiación y la ulterior creación de Petróleos Mexicanos. Sin embargo, la petición sindical motivación fundamental del desacuerdo obrero-patronal fue relegada por años.

El gobierno federal, ahora convertido en patrón y empresario, hizo lo mismo que los satanizados empresarios extranjeros. SE NEGÓ A FIRMAR EL CONTRATO ÚNICO.

Terminó el sexenio del “visionario” Cárdenas y el contrato único no se protocolizó. El STPRM maniatado por el gobierno federal como su patrón y al mismo tiempo su guía político, al depender del PNR-PRM, debió aceptar la sumisión pues también los tribunales del trabajo estaban en manos de su Nuevo Patrón.

Triple sumisión. La servidumbre se hizo más oprobiosa y eso no era lo peticionado por el STPRM.

El Culto a la Personalidad del michoacano sigue hoy vigente dentro del STPRM. Este oprobioso ritual político se refrenda cada 18 de marzo al interior del gremio y de PEMEX, esta fecha está considerada como festiva por contrato. Pero el sindicato en realidad lo que tendría que celebrar y festinar es su propio aniversario de fundación, que es en agosto.

No lo hace por estar sometido al patrón, es un instrumento más, la Triple Sumisión aún se manifiesta: al Gobierno Federal o Patrón PEMEX, al PNR/PRM/PRI, y a los Tribunales laborales y la Secretaría del Trabajo y Previsión Social.

Continuará…..

@adolfoperez58

 

 

 

 

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s