Los Hijos del Príncipe Vlad el Empalador: Nosferatu, Drácula y Van Helsing

Por Adolfo Roberto Pérez Valdés

Hace unas noches, durante la emisión del programa Revista Universitaria que trasmite Radio UV, el conductor abordó una singular temática cinematográfica, las versiones fílmicas del personaje literario Frankestein.

Hacía referencia el conductor, sobre como Bela Lugosi habría rechazado la interpretación del monstruo creado por Victor Frankenstein, científico y médico creado por la literata inglesa Mary Shelley. El papel le sería dado al desconocido Boris Karlof, y bien al concluir el programa citado, se mencionó un dato adicional: la trayectoria fílmica de dos actores británicos vínculados al llamado Conde Drácula, creación literaria del irlandés Bram Stoker.

Estos fueron Peter Cushing y Christhoper Lee.

Ambos magníficos actores trabajaron en múltiples versiones y adaptaciones cinematográficas tanto de Frankenstein como de Drácula. En las cintas de Drácula, Cushing siempre llevó el rol de Van Helsing y a Lee correspondió ser el legendario noble rumano de Transilvania.

NOSFERATU….

Sin embargo, el antecedente cinematográfico de Drácula es la joya fílmica NOSFERATU, una sinfonía de horror realización de 1922 del cineasta alemán Friedrich Wilhelm Murnau. El realizador al no obtener los derechos del irlandés Bram Stoker, por negativa de su viuda Florence Balcombe, para hacer la primera cinta sobre Drácula crea una adaptación libre.

De esa manera el Conde Drácula se transmuta en el Conde Orlok. NOSFERATU, una sinfonía de horror (es el título original) es un clásico del cine silente o mudo y por supuesto es en blanco y negro. La cinta es impactante y asombrosa inspira miedo el verla.

Nosferatu ha tenido dentro del cine dos réplicas renombradas, NOSFERATU, EL FANTASMA DE LA NOCHE de 1979 dirigida por el alemán Werner Herzog e interpretada por Klaus Kinski, actor alemán quien violara sistemáticamente por años a su menor hija Pola Kinski, también en su vida adulta actriz y hermana mayor de Nastassja Kinski.

Otra versión lo fue LA SOMBRA DEL VAMPIRO, realización del 2000 dirigida el neoyorkino E. Elias Merhige y en la cual Nosferatu es interpretado por el versátil Wilhem Dafoe, la cinta es una recreación de como se filmó en 1922 la versión alemana de Murnau.

Pero a todo esto es de destacar que Bram Stoker, recreó literariamente en su obra a un hombre auténtico, al legendario noble rumano de Transilvania, al Príncipe Vlad III, llamado El Empalador. Vlad Tepes o Vlad Draculea fue en su infancia un rehén de los otomanos, vivió en el siglo XV, nació en 1428 y fue asesinado en 1476, se distinguió por su crueldad en las batallas y le acreditan la ejecución de más de 100 mil seres humanos por empalamiento.

En su nación es considerado un héroe.

Anuncios