SOBRE LOS ECOCIDIOS CONSUMADOS EN NUESTRA CIUDAD/HOY DESTRUYEN MÁS AL ANTIGUO PASEO O ALAMEDA DE LA LIBERTAD‏

Dedico este texto a la memoria de Carmen Domínguez Barrán, mi abuela materna, quien amó entrañablemente esta Tetra heróica ciudad. Ella fue testigo de los saqueos de los primeros regímenes posteriores al Porfiriato, indujo en mí la visión crítica de las infamias de la “Revolución Institucionalizada”.

En su recuerdo prevalecía el robo de los leones de bronce que eran parte de la fachada del edifcio de correos y telégrafos. El robo de la estatua o monumento femenino con que iniciaba la Alameda de La Libertad, simplemente desaparecieron esa figura. Vaya pues un inicial tributo a ella.

Veracruz, Ver. A 23 de octubre de 2011.

Leo con interés la misiva del lector Alberto Córdova publicada en el Correo del Lector de LA JORNADA de Veracruz edición por internet. está fechada el 17 de octubre, sobre el ecocidio que se desarrolla en la alameda Salvador Díaz Mirón, en nuestra infortunada ciudad no es la primera ocasión que sucede este tipo de crímenes en la impunidad total.

Esta arteria ha sido en el pasado objeto de acciones semejantes, mucho tiempo atrás la alameda o paseo de La Libertad (ese fue su nombre original) no tenía intersecciones, es decir era continuo su trazo, las calles que hoy la seccionan no lo hacían. Simplemente podía uno transitar sin necesidad de cruzar calles transversales. Ahí empezó el infortunio del Paseo de La Libertad, que se prolongaba nada más hasta la estación del ferrocarril de Los Cocos, en donde hoy se encuentra la gasolinera que lleva ese mismo nombre. Allí existió una laguna llamada de la Hormiga que alimentaba a su vez al río Tenoya. Esa zona era un gran espacio verde en cual se cultivaban hortalizas por inmigrantes chinos. Todo eso desapareció en las primeras décadas del siglo 20.

Más tarde la Alameda sería denominada Salvador Díaz Mirón y ampliado su trazo hasta entroncar con el paseo Simón Bolívar, que en su momento fue reducido su camellón central.

El espacio central de la alameda fue reducido ya en el trienio de Roberto Ávila González, destruyeron infinidad de árboles como lo hacen ahora. Igual hicieron con el camellón de Simón Bolívar, lo mismo con el de la avenida Ignacio Allende/Miguel Alemán y con el camellón del bulevar Manuel Ávila Camacho, secaron el río Tenoya, desecaron la laguna de la Hormiga o de los Cocos, la laguna de Chivería, la inmensa laguna de Lagartos fue reducida en sus dimensiones, destruyeron infinidad de árboles de la avenida Circunvalación o Miguel Ángel de Quevedo, secaron un arroyo que existía en medio de la avenida Cuauhtémoc.

Secaron los pantanos de la zona llamada hoy Floresta y construyeron ese fraccionamiento y otro ya desaparecido llamado LAS 400 CASAS, en parte de lo que fue las 400 Casas instalaron el mercado Malibrán, hoy rescataron parte de la zona del pantano y crearon una laguna, justo a un lado de un supermercado que también era parte del pantano Malibrán.

El clima de nuestra ciudad junto con la de Boca del Río cambió radicalmente, los veracruzanos no conocíamos de estos calores que llegan a los 45 grados, ni tampoco padecíamos de fríos que bajan a 15 o 16 grados. Fue la acción de los gobernantes tanto del PRI como del PAN que consumaron el infierno de estas temperaturas que ahora padecemos.

Y lo absurdo continúa hoy con una alcaldesa que ignora el pasado y quiere trascender con una obra maldita, como lo fueron las demás de sus antecesores. Querer modificar una urbe a beneplácito de los automotores nunca será un propósito que se consuma. La solución es expulsar de nuestra urbe ese ideal de muerte. La muerte es el personero que impulsa a estos gobernantes y ante la muerte debemos preservar nuestra vida y nuestro hogar.

Atentamente,

Adolfo Roberto Pérez Valdés

Texto de la carta o correo enviado a dicho periódico LA JORNADA DE VERACRUZ.

Posdata:
No es nuevo este ecocidio de parte del ayuntamiento de Veracruz pasadas administraciones destruyeron con igual entusiasmo nuestro entorno. Lo hizo Juan Maldonado Pereda, Roberto Ávila González, Juan Francisco Ávila Camberos, Guillermo González Díaz, Julen Rementería, Jon Rementería, Ramón Gutiérrez de Velazco. Paradójicamente, el único alcalde que creó un gran parque forestal fue el vilipendiado Efrén López Meza, hizo del antiguo parque de beisbol Jorge Pasquel un gran espacio reforestado.

Anuncios

One thought on “SOBRE LOS ECOCIDIOS CONSUMADOS EN NUESTRA CIUDAD/HOY DESTRUYEN MÁS AL ANTIGUO PASEO O ALAMEDA DE LA LIBERTAD‏

  1. SegundaRegeneracion 8 noviembre, 2011 / 18:04

    MM..CREO QUE TENEMOS UN ALIADO MAS DE WORDPRESS PARA SUMARLE A VERACRUZ, UN TITULO MAS: LA PENTAHEROICA CIUDAD DE VERACRUZ. LOS CIUDADANOS UNIDOS QUE NO TOLERARON MAS A GOBERNANTES SIN SENTIDO NI CONCIENCIA DE LA VERACRUZANEIDAD

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s