Sobre la democracia

Artículo escrito el 27 de mayo de 1994, sin publicar.


Ana María Aragonés escribe en La Jornada, página 17 del sábado 7 de mayo, que millones de mexicanos (de 3 a 4) se verán impedidos de votar. Es decir, que por su condición de migrantes en Norteamérica sus derechos políticos, su ciudadanía queda en receso.

Pero en su opinión editorial hay un yerro fundamental, que esos millones de mexicanos -asevera- son ciudadanos con posibilidad de sufragar si tuvieran una casilla a su disposición. La afirmación tiene un sustento muy precario, se daá por sentado que nuestra nacionalidad no garantiza la ciudadanía (asumirse políticamente como mexicanos) y éste es un equívoco.

Sabemos que la ciudadanía no es adquirida por el sólo hecho de ser mexicano, hay que hacer la solicitud correspondiente. Y aquí es dónde esos (aproximadamente o presumibles) cuatro millones de mexicanos enfrentan el primer escollo para el ejercicio de sus derechos políticos, pues muchos de ellos no están inscritos en el padrón electoral, ni tampoco han tramitado su fotocredencial.

Esta falta de iniciativa personal determina que en el espacio de los derechos civiles-políticos no tengan lugar correspondiente, pero hay algo más grave aún. Quizá ni su misma nacionalidad puedan acreditar por carecer de documentos tales como el Acta de Nacimiento y hasta incluso una fé de bautismo que se sustenta en la primera.
Agregémosle a ese contratiempo una pregunta de cual no conozco respuesta: ¿si un mexicano sale ilegalmente del territorio nacional incurre en pérdida de la nacionalidad pasado algún tiempo, o cancelación temporal de sus derechos cívicos? ¿hay alguna disposición jurídica en tal sentido en la Ley General de Población? Cuya aplicación compete a la Secretaría de Gobernación por medio de la Dirección General de Migración. 

De acuerdo con la legislación vigente electoral para votar es necesario identificarse con la fotocredencial expedida por el Registro Nacional de Electores, ningún otro documento sirve para el propósito ni es legalmente válido tampoco. Y ahora sólo después del 21 de agosto, los mexicanos podrán demandar o solicitar al RFE su inscripción al padrón de electores y para ello tendrían que acudir, con alguna identificación, ante el módulo de empadronamiento que les corresponde.

Esos millones de mexicanos que están en el extranjero, ilegalmente o no, tendrían que retornar al territorio nacional a solicitar su inscripción al padrón y luego regresar tras algunos meses para recibir su fotocredencial. Esto sería así de permanecer la actual estructura de incorporación al padrón.

Este procedimiento de inscripción al padrón tiene el resultado siguiente: un reducido porcentaje de esos 3 o 4 millones de mexicanos migrantes acudiría o acudió a solicitar su inscripción. Y si están en el territorio nacional podrán votar el 21 de agosto. Sabemos que los migrantes, ilegales e indocumentados, no podrán hacerlo aún queriéndolo, ya que les resultaría aventurado traspasar la frontera para sólo depositar sus votos y retornar al sitio del exterior a seguir trabajando.

Difícil es pues que el deseo de que voten los migrantes se realice. Son muchos los contratiempos que salvar y seguramente hacerlo permisible costaría demasiado.
 

 
Anuncios

Sobre la Democracia

Artículo escrito en Septiembre de 1995, sin publicar

La democracia es una tarea obligatoria de toda la humanidad, en su edificación la gran perdedora ha sido la mujer. Víctima simbólica dentro de la civilización burguesa-capitalista. La salida del feudalismo significó la construcción de un nuevo tipo de estado; el laico, burgués y democrático.

Burgués al revolucionar las relaciones económicas de la sociedad. Laico al separar las iglesias de la administración del Estado. Y desecha el credo religioso de la esfera de gobierno. Democrático porque instala la forma republicana de gobierno, con el sufragio universal directo y secreto. A la par establece otras libertades democráticas como los derechos de expresión, prensa, asociación, culto  y educación.

El Estado democrático es un producto decimonónico pleno con las características enunciadas: burgués, laico y democrático. pero con una enorme deficiencia, la mujer era privada de todo derecho político ciudadano. El hombre, simplemente no quiso e incluso negó sus derechos a las mujeres. Todavía hoy, en el siglo veinte, esta política continúa.

Un ejemplo son las llamadas repúblicas islámicas, en ellas las mujeres no tienen derecho al voto, no eligen ni son electas. Pero el Estado democrático tampoco existe en Jordania, Arabia Saudita, Kuwait y otros regímenes monárquicos, en los cuales no existe el sufragio como derecho.

La democracia no existía plenamente en los Estados Unidos de Norteamérica pues negaba sus derechos políticos a la población negra. Aún más, varios estados de la Unión habían establecido un sistema legal llamado Segregación Racial o apartheid. Primero lo hicieron con las diezmadas naciones indígenas y luego con los negros.

Increíble, fue hasta el presente año que la legislatura de Missisipi finalmente declaró la abolición de la esclavitud, algo a que se había negado desde la Guerra de Secesión cuando Abraham Lincon fue presidente. Sudáfrica es unc aso sobresaliente del sistema Apartheid.

En México, el voto a la mujer sólo es establecido en la década de los cincuentas, gran rezago en comparación con los Estados Unidos, Inglaterra, Francia y la Unión Soviética. No podemos hablar de democracia plena sin la vigencia de un sistema de partidos, la existencia de un Partido de Estado resta desarrollo al acontecer republicano y democrático.

                                                 ——-

El fundamento de la democracia, en cualquier parte del mundo, es el sufragio universal directo y secreto para ambos sexos, sin discriminación racial, étnica y clasista. En México esto distingue al propósito de ser un país democrático. Sin embargo, acudimos al concierto democrático mundial distinciones particulares. Nuestra máxima democrática es: Sufragio efectivo, no reelección.

Es la sazón maderista al credo democrático heredado del siglo XIX. No más reelecciones tras la estadía en el poder muy prolongada de un grupo político que sin freno incurría en el fraude. No había tope legal a la reelección. Pero a la esencia maderista hay que agregarle la republicana. El voto coadyuva a la integración de las legislaturas federal y estatales y al senado, aparte de las gubernaturas, ayuntamientos y ejecutivo federal.

Como nación democrática vivimos en un estado republicano. Pero hay que decir que, nos hemos alejado demasiado de la democracia por la descomunal presencia del Presidencialismo. Como existe en México, el presidencialismo va de la mano de formas contrarias al ejercicio democrático del poder. Es el exceso de atribuciones combinadas con la existencia de un Partido de Estado (PRI), lo que nos lleva mandato tras mandato a padecer una dictadura de clase.

No debemos olvidar que vivimos en una sociedad divida en clases sociales. Y en México, el Estado está comprometido casi de lleno con los grandes capitalistas. Es ahora, el Estado, no solamente de corte burgués sino peor aún, es una Dictadura burguesa del gran capital. 

                                                                      ——

Las elecciones en México sustentadas en el sufragio universal directo y secreto, marcadas por la no reelección, debieran de dar como resultado un auténtico Estado democrático, republicano y plural. Pero sucede a la inversa, resulta una dictadura burguesa del gran capital ahora.

La corrupción de los procesos electorales comienza con la intervención del gobierno en los mismos. Es el gobierno quien designa funcionarios electorales, también designa funcionarios de casillas. Esto no sería malo en sí, lo que prostituye esa injerencia, es aue dichos personajes son de probada lealtad hacia el Partido de Estado (PRI).

Es por ello, que deseamos ahora que nuestra democracia republicana tenga un nuevo atributo: la inexistencia de un Partido de Estado mediante un auténtico régimen de partidos. Como vemos se trata no solamente de vencer al abstencionismo, sino también de que se respeten nuestros votos. Y de que ningún partido tenga ventaja sobre otro para usar recursos económicos y materiales del Estado.

No basta conque votemos los supuestos 42 o más millones de ciudadanos, sino que cada voto sea contado y respetado efectivamente. Que cada voto cuente en los términos legales y sea respetado. Quizás desde allí veamos una auténtica democracia y no la dictadura de la gran burguesía.  

El Hombre Fuerte

Artículo del 06 de marzo de 1996, no publicado.


¿Qué es lo que sucede en el gobierno de Ernesto Zedillo? ¿Por qué da la impresión de existir una ingobernabilidad, de una administración débil y sin gran autoridad?
Evidentemente quienes sostienen tales reflexiones asumen como una verdad lo anterior. Sin embargo, fundamentan dicha reflexión en valores de una cultura política arcaica, cuya sobrevivencia bastante mal ha hecho a la república. Desde esos patrones mentales podría aseverarse que, efectivamente, si hay una gran debilidad en el gobierno de Zedillo.
Aun así, tenemos la posibilidad de confrontar este presente con acontecimientos del pasado. No obstante, resumiremos que al régimen presidencial mexicano le han marcado la sangre, la cárcel, la impunidad, la lucha faccional y el ejercicio del poder personal desmedido basamentado en consensos clandestinos para que un sistema se preserve: la corrupción hecha gobierno.
Hace poco, un comentarista de la radiodifusión no acertaba a discernir si la ingobernabilidad se debía al fenómeno de una corrupción generalizada del sistema o la corrupción, en sí, es el sistema. Una pregunta filosófica, a la cual el comentarista no dio respuesta.
Tal vez, le faltó remitirse o rememorar un axioma de la política: el poder corrompe. Y con él responderse con una aproximación.
Depositario de un inmenso poder, el presidente sabe que en esa cima todo es corrupción y él no está a salvo. Pero el presidente para gobernar a las facciones de bandoleros sin partido, aquellos que maniobran cada sexenio con la república y la hacen rehén de sus ambiciones, contaba con la política institucionalizada en una secretaría de Estado: Gobernación. Sobre esa cloaca se basamentó la corrupción como sistema, de allí el presidente abrevaba para gobernar. No olvidemos que en "La guerra de Galio" Aguilar Camín habla de los sótanos del poder, donde hay cosas muy sórdidas.
Pero algo ocurrió en los sótanos-cloaca-gobernación, los que conocían de las exclusas para evitar azolvamientos de pronto fueron corridos y comenzó la debacle del presidente. De Gobernación salieron los hombres fuertes y todo a partir del pleito personal que López Portillo tuvo con Reyes Heroles. El ego, lujuria y nepotismo de JOLOPO no admitían coto y por allí despeñó a la república, al erario, al presidencialismo y a su Hombre Fuerte en Gobernación: Jesús Reyes Heroles.
Como buen tecnócrata aborreció a los políticos y terminó quitando del gabinete al encargado de construir la política para gobernar. Al correr a Reyes Heroles de Gobernación sentenció: ahora tendrá tiempo de ser el Ortega y Gassett mexicano. Luego vendría Enrique Olivares Santana que distaba mucho de ser un hombre fuerte, con alcances para dominar al México Bronco. 
Es en el mandato de López Portillo donde el presidente pierde a la Nación, finalmente el poder absoluto termina por corromper absolutamente al presidente. Gobernación, lastre y ancla del presidente para gobernar políticamente, es anulado tal vez por el regente Hank González, hombre de presta sonrisa y adulador sin igual.
Aún tengo en mi recuerdo ese 18 de marzo, en MInatitlán, cuando López Portillo detiene su recorrido por la refinería para abrazar y besar la mejilla de una esplendorosa Rosa Luz Alegría, que se incorporaba tarde a la gira, al lado Hank González con una socarrona sonrisa.
Finalmente, el presidente queda a la deriva sin hallar en su formación tecnocrática una solución a la nación que inicia su perdición atada a un sistema político acéfalo. Tarde se da cuenta que el candidato del sistema, es un hombre que no ama a la nación, sino que es un tecnócrata cuya pasión es el presupuesto y con fuertes compromisos con sectores transnacionales. López Portillo confirma, amargamente, que los Hombres Fuertes ya no construyen la política de la Nación. En Washington observan el hecho con serenidad, aún no se frotaban las manos. 

El fin del Partido de Estado

Publicado el 27 de noviembre de 1997, en el diario Política de Xalapa, Veracruz.


Un articulista en Política escribió que el PRI está herido de muerte, ésto dista de la verdad. Lo cierto es que por las diferencias en la burocracia política, sobrevino un reciclaje del PRI. La política partidaria del Estado nunca se limitó al membrete electoral llamado PRI, al mismo tiempo auspició la vida ficticia del PPS, PARM y PFCRN.

El compromiso social nacido con Calles* y consolidado por Cárdenas*, de evitar disputas facciosas por el poder terminó por el fraude reiterado y las intolerancias con las disidencias priístas. A este Sistema de Partido de Estado lo sostenía personal y recursos públicos. 

La emergencia de la Corriente Democrática consumó el final del compromiso social, el cardenismo rompió con las instituciones. Allí empieza el reciclaje del PRI al desprenderse del PPS*, PARM* y PFCRN*, creando al PT* y PVEM*. 

La fundación del PRD no garantizó la asunción de los expriístas a un ideal opositor sino a un simple anhelo del poder. Así, al diluirse el PMS* en el PRD surge una versión reciclada del PRI pero sin participación en el Sistema de Partido de Estado. 

Creer y postular la muerte del PRI no es permisible en la creación de un Estado democrático. Procede pedir el fin del Sistema de Partido de Estado, erario y personal del gobierno dejarían de sustentar a partidos y campañas electorales.

Pero ¿qué sustentaría al PRI? La muestra está en el cardenismo PRD, un sector de la cultura priísta se consolidó fuera de la administración pública. Hoy el cardenismo ya accedió de nuevo a la dinámica del Estado, pero el PRD continúa su curso agregando más desprendimientos del PRI. ¿Qué son, auténticos disidentes o inconformes en el Sistema de Partido de Estado?

Denominador Común

El factor cultural común de cuño priísta en el PRD, PT, PVEM, incluyendo al PCD* de Camacho* permite hablar de una hegemonía del priísmo que ha permeado al PAN, aunque en sus filas no se formen expersoneros del PRI.

La visión enajenada de la política no permite conocer en las derrotas del PRI un éxito del sufragio sino del priísmo reclicado (PRD, PT, PVEM y PCD). Por eso la trasición es engañosa, aunque deberá tener un fin. 

Tal vez desaparezca el Sistema de Partido de Estado pero el PRI, el priísmo reclicado y su cultura autoritaria los dudamos. Ya veremos.

Notas:
*Plutarco Elías Calles, presidente de México y fundador del Partido Nacional Revolucionario-PNR antecedente del Partido Revolucionario Institucional.
*Lázaro Cárdenas del Río, presidente de México posterior a Calles durante su gobierno (el primero de seis años o sexenio) el PNR cambia su nombre por el de Partido de la Revolución Mexicana-PRM.
*PPS siglas del Partido Popular Socialista agrupación fundada por Vicente Lombardo Toledano, durante diversas campañas presidenciales postuló al mismo candidato del PRI, rompiendo finalmente esa práctica al postular a Cuauhtémoc Cárdenas Solorzano ante Carlos Salinas de Gortari del PRI. El PPS actualmente ya no tiene registro y no se tiene información de actividad o existencia probada.
*PARM siglas del Partido Auténtico de la Revolución Mexicana agrupación surgida por desprendimientos del PRI durante el mandato presidencial de Adolfo Ruiz Cortines, fundamentalmente eran políticos formados dentro del ejército mexicano que retomaron el nombre anterior del PRI. Como el PPS postulaban al mismo candidato del PRI para la presidencia de la república. Finalmente, lanzan a Cuauhtémoc Cárdenas ante Carlos Salinas. El PARM actualmente ya no tiene registro y no se tiene información de actividad o existencia probada.
*PFCRN siglas del Partido del Frente Cardenista de Reconstrucción Nacional, agrupación fundada durante el mandato del presidente Luis Echeverría Alvarez inicialmente se llamó Partido Socialista de los Trabajadores PST, su dirigente principal fue Rafael Aguilar Talamantes. Desde su creación gozó de favores por parte del gobierno, que de esa manera restaba influencia a los partidos que auténticamente eran de izquierda. Como el PPS y el PARM el PFCRN se sumaba al candidato del PRI postulándolo a la presidencia del país. Finalmente, rompió esa práctica postulando a Cuauhtemoc Cárdenas. Ya no tiene registro actualmente.
*PT siglas del Partido del Trabajo organismo fundado durante el mandato de Carlos Salinas, inicialmente surgió vinculado al PRI. En la actualidad permanece desvinculado de dicho partido y tiene una existencia de oposición.
*PVEM siglas del Partido Verde Ecologista de México surgió igualmente durante el gobierno de Carlos Salinas, es una agrupación que oscila haciendo alianza con el PRI y con el Partido Acción Nacional PAN. 
*PCD siglas del Partido del Centro Democrático agrupación fundada por Manuel Camacho Solís, político surgido de las filas del PRI y posteriormente distanciado de dicho organismo al finalizar el mandato de Carlos Salinas. El PCD postuló a Manuel Camacho a la presidencia al terminar el gobierno de Ernesto Zedillo. El PCD no tiene actualmente registro ni reporta actividades.
*PMS siglas del Partido Mexicano Socialista organismo consolidado por la fusión de varios partidos de izquierda durante el gobierno de Miguel de la Madrid, postuló a Cuauhtemoc Cárdenas a la presidencia. Finalmente desapareció al ceder su registro y adoptar nombre y documentos del Partido de la Revolución Democrática PRD.